Antecedentes del Análisis Conductual Aplicado.


El análisis conductual tiene sus orígenes en la combinación de la psicología del aprendizaje con el método experimental, y surge como una alternativa respecto al diagnóstico tradicional basado en el modelo psicoanalítico y al enfoque psiquiátrico y su análogo, la terapia cognitivo conductual de la psicopatología.
Con la aparición del análisis conductual aplicado (ACA) se presenta por primera vez la formulación de una psicología científica aplicada con rigor metodológico y con criterios específicos para evaluar la acción profesional del psicólogo (Ribes 1980).
Los procedimientos que componen la tecnología conocida como modificación de conducta son procedimientos experimentales aplicados en los ambientes naturales. El término más específico de análisis conductual aplicado, se usa paralelamente (Ribes, 1971). El ACA es uno de los métodos de la psicología aplicada al medio ambiente natural que se deriva de los principios del condicionamiento operante, que surge de la extrapolación de los métodos experimentales a los escenarios aplicados (Kazdin, 1996). Centra su atención en conductas con relevancia social o importancia clínica.  Procura identificar y analizar las variables que controlan dichas conductas, haciendo hincapié sobre los principios de aprendizaje, por lo general del condicionamiento operante (Martin, G. & Pear, J. 2008). El término análisis conductual aplicado se hizo popular en 1968 con la fundación de la revista Journal of Applied Behavior Analysis (Sos-Peña, M. R., Carpintero, H., Tortosa, F.1987).

Baer, Wolf y Risley (1968) describieron siete dimensiones básicas del ACA que servirían en el futuro a los analistas de la conducta como punto de referencia en sus trabajos aplicados. Características que a continuación enumeramos.

Por Psic. Gerardo González Guadarrama

Comentarios